La escritura como terapia

Si me preguntan qué significa la escritura en mi caso, lo es todo. Forma parte de mi terapia diaria. Es mi momento de calma, desconexión y de conectar conmigo mismo. Me da mucha paz. La escritura es terapéutica. Me evado del mundo exterior. Mis auriculares, mi música y mi escritura. Así cada día.

Centrado en la escritura de mi tercer libro

Acabo de empezar a escribir el que será mi tercer libro, si la editorial Círculo Rojo así lo aprueba, sobre la NBA. Jugadores que me han impactado desde los años 90 hasta hoy. Es un libro íntegramente dedicado a mi amigo y periodista deportivo especializado en la NBA, Gonzalo Vázquez.

Escribir es mi terapia

Como he mencionado anteriormente, la escritura me ayuda mucho en mi día a día. Me aporta mucha tranquilidad. Es una actividad adictiva. En mis noches de insomnio, nada como una taza de café, música y escritura. Me calma mucho. ¿Has probado la escritura terapéutica? Te animo a probarlo. Solamente trae mejoras en tu día a día.

Siguiendo las recomendaciones de mi psicóloga

También tengo un diario online en el que plasmo mi día a día siguiendo las recomendaciones de mi psicóloga Elisa. Escribir me sirve para estar más en el presente. Para estar más centrado y tranquilo.

Mucha lectura también

Todo escritor tiene que ser lector. Ahora mismo estoy leyendo a mi autor favorito James Patterson el libro perseguidos. ¿Qué tendrá la novela negra que tanto me gusta? Mucha acción. A la vez también estoy leyendo el libro de David Icke sobre el despertar del león. Es muy denso y me lo voy tomando con calma. Es un libro que hay que leer tranquilamente. Te explica cómo funciona el mundo. Pero hay que tener mucha paciencia y leer un poco cada día.

Escribir para evadirse

Escribiendo estoy en mi mundo de tranquilidad. Para mí significa mucha paz para disfrutar del momento presente. Escribir es como el tabaco. Es mi adicción diaria. No paro de escribir. Todos los días varias horas. Así consigues llegar lejos.

Plasmar tu estado de ánimo en los escritos

Si tienes un mal día, o estás deprimido, ¿por qué no escribes un rato? Seguro que te ayuda a ordenar tus ideas. A estar más tranquilo. Si plasmas el estado de ánimo en los escritos, sabrás exactamente cómo te encuentras y qué hacer para estar mejor. O si lo prefieres un largo paseo, también vale. Cada uno tenemos nuestras herramientas y escribir es una de ellas. La escritura es una herramienta terapéutica muy valiosa. Utilízala.

Escribe cada día. No lo dejes nunca.

Fuerza y lucha.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Web construida con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: