Cuando veo el paralelismo con la despedida del entrenador del Oviedo, no puedo sino adaptarlo a situaciones de al vida real en la que se producen nuevas etapas. Cambios positivos con los que llegarás lejos.

Después de la tormenta, llega la calma

Siempre quiero pensar que después de mucho malo, viene lo bueno. Que después de haberlo pasado muy mal callando toda mi vida sobre quién soy, un chico, viene lo bueno. Que después de diagnosticarme una enfermedad y estar con medicación de por vida, viene lo bueno que es estar sano y poder llevar una vida normal. Hasta aquí, mucho por luchar.

Queda toda una vida por luchar

Estamos siempre luchando. Ante enfermedades, antes exámenes, si estamos estudiando; ante la búsqueda activa de empleo; ante ciertas situaciones familiares… siempre luchando y lo que queda. Pero lo más importante, es no rendirse nunca. No tirar la toalla. Aunque lo veas todo imposible, aunque no veas la luz al final del túnel. Recuerda, de todo se sale.

Todo llega

Bodas, nuevos nacimientos… todo llega en su justa medida. A unos primero, a otros después, pero llega. El caso es estar preparado para todo lo bueno que te tiene preparado la vida. ¿Estás preparado? ¿Tienes miedo? El miedo, al bolsillo, frase de mi psicóloga Elisa.

Nuevo caminos por descubrir

No todo está escrito. Me queda mucho por escribir en forma de libro, en forma de post de blog. Todo queda por hacer, por contar. ¿Estáis preparados para leerme? Mientras tanto, un buen café, escritura y…

Fuerza y lucha.